Irrespirable

por ɴᴜʙᴇs ᴅᴇ ʙᴇsᴘɪɴ

Respiramos un aire irrespirable. Y no lo digo yo. Somos más cochinos que los cochinos que ensuciamos todo a nuestro paso, tiramos basura donde no debemos y contaminamos mar, tierra y aire si es preciso, no vayamos a quedarnos cortos. Los índices de ese nada molón CO2 suben como la espuma, y con ello baja nuestra esperanza de vida. Consecuencias de una falta de civismo urbano.

Las ciudades visten una boina de diminutas partículas contaminantes por supuesto nada elegante para nuestras cabezas ni sana para nuestros pulmones. Y como Spain is different, por mal agüero ahí están nuestros héroes políticos que saben hacer lo que mejor saben hacer: nada.

Ahora atrincherémonos en casa, cerremos los cristales de los coches y pongamos en ON el aire acondicionado porque es de suponer que será el único aire limpio que podremos respirar en las grandes urbes donde ni las ratas pueden vivir. Eso o hagamos como las cabras: tirar para el monte.

Anuncios