30 años de aventuras con “Los Goonies”

por ɴᴜʙᴇs ᴅᴇ ʙᴇsᴘɪɴ

Goonies Never Say Die

¿Te dicen algo Willy el Tuerto, Chester Copperpot, los hermanos Fratelli, Sloth quiere a Gordi, ¡cállate Bocazas!, las “tuampas”, ¡Jerónimooo! o Cyndi Lauper? Si eres de la generación de los 80 seguro que recuerdas Los Goonies, la deliciosa y divertida película dirigida por Richard Donner al amparo del gran Steven Spielberg en 1985. La conjugación perfecta de dos grandes cineastas que dio como resultado una película que por derecho propio se ha ganado un hueco en el cine más nostálgico. Las aventuras de los niños de Goon y su búsqueda de un mapa del tesoro para salvar las casas de sus padres de un desahucio cumplen 30 años.

El 7 de junio de 1985 se estrenaba en los cines esta divertida comedia que marcó la infancia de toda una generación. Considerada hoy una película de culto, Los Goonies es ante todo un tributo a la verdadera amistad. Conocimos al asmático Mikey, al guaperas Brand, al siempre hambriento Gordi (en la retina de muchos su “supermeneo”), al no menos inoportuno Bocazas, al mañoso Data (¿Para qué queremos al Inspector Gadget teniéndolo a él?), a la popular Andy y la bondadosa Stef (más mona que Andy sin las gafas)… Siete chavales con corazones de aventureros naturales de un pueblo de Oregón que se ganaron el corazón de millones de seguidores en todo el mundo, sin olvidar al bonachón “monstruito” Sloth (cómo olvidar su amistad con Gordi, basada en el chocolate). Vivieron infinidad de aventuras entre piratas, tesoros inimaginables y trampas por doquier con los pegajosos y odiosos hermanos Fratelli pisándoles los talones. 30 años después, estos chicos son ahora adultos y se especula con una segunda parte eternamente aplazada. Tres décadas en los que la película se ha convertido en un clásico imperecedero y sigue manteniendo su encanto.

Felices 30 años. Goonies Never Say Die.

Anuncios