Apagada

por ɴᴜʙᴇs ᴅᴇ ʙᴇsᴘɪɴ

De pronto, todo se me apaga. El despertador que no suena, el motor del coche al salir de casa, la televisión al irme a acostar, el clic del interruptor de la lámpara, el ronroneo de mi gato recostado en su cojín, el viento que sopla, el agua que corre y el trueno que estalla. Todo parece haberse detenido por un instante, hasta que de pronto se iluminó la estancia, en plena oscuridad de mis sentidos, al escuchar a un niño corretear tras un jilguero que cantaba.

Sin amor y sin misterios, la vida no tiene sentido, es como una vela apagada.
Anónimo.
Anuncios