Pasando página

por ɴᴜʙᴇs ᴅᴇ ʙᴇsᴘɪɴ

Cuando imaginamos haber terminado con nuestra historia, el destino tiene la habilidad de volver la página y mostrarnos otro capítulo más. Es en esos momentos en que te ves en un apuro sin saber qué hacer, qué decisión tomar o qué palabras decir. Es en esos momentos cuando todo parece acabar pero tú justamente acabas de empezar; cuando ves que el mundo no tiene sentido pero tú sí; momentos de los que quieres evadirte y pasar página a la vida misma que te pone sobre las cuerdas. Momentos arduos, espesos, que no cuajan, que alardean de quisquillosos problemas sin solución implícitamente expresa.

En nuestra historia nos encontramos con personajes y personajillos, cosas completas y retales a medias, escritos y borrados. En nuestra historia deseamos hallar lo primero de cada par y esperar que lo segundo quede rezagado por el camino o que sencillamente haga eco en nuestra imaginación. Hay muchas cosas buenas que contar en la vida, pero he ahí el hacerlo pasando página, pues solo así podremos mostrar sus capítulos.

Nunca es seguro pensar que hemos terminado con la vida
Anónimo
Anuncios